Close

11 marzo, 2016

¿Pasión o Compromiso?

En la vida hay muchas razones para hacer y para no hacer. Veo por todos lados gente que hace porque cree que es lo que “debe” hacer… lo que espera la familia de ellos que esta persona haga. Que no viven a plenitud de una forma consciente lo que desean vivir, lo que han soñado experimentar… no están con quien realmente desean vivir. Tantas represiones no son buenas para la vida, para el corazón o para el alma, como prefieras llamarlo… El cuerpo sufre las repercusiones físicas de estas frustraciones y las convierte en enfermedades y males muy variados, dependiendo por supuesto de la naturaleza física de la persona. Pero el ánimo se apaga o se marchita si no recibe estímulos positivos. Es como una planta o una flor que pide agua para vivir y no se le da… esta planta se marchitará rápidamente dejando atrás la belleza de su apariencia sana y morirá.

El problema es que la gente se adapta a lo malo como a lo bueno. Y puede renguear de por vida sin aceptar que lo hace… La gente llega a creer que sobrevivir es vivir. Y lo lamento mucho y acepto no ser un experto en el tema… pero no, definitivamente yo he descubierto a mi paso y en mi realidad que vivir tiene que ver con aceptación, plenitud, entrega, pasión. Mientras que sobrevivir tiene que ver con conceptos como compromiso, deuda, obligación.

Cuando me respondes que no has hecho lo que más ganas tienes de hacer porque “no debes”, “si mis hijos fueran ya grandes”, “hasta que no termine de pagar” y tantas justificaciones y pretextos. En lugar de usar las mismas razones como evidencias para evolucionar, mejorar, salir de ese hoyo… no comprenderás que cuando te estalle la realidad en la cara años después te darás cuenta que no era el camino ideal y posiblemente ni siquiera el correcto. Habrás frustrado mil sueños y aunque nunca es tarde para corregir, sabrás que muchas de la gente con la que deseabas compartir y muchas de las cosas que estuvieron esperando a que te decidieras: ya no están. Y eso será una terrible pérdida.

¿Tú vives por pasión o sobrevives por compromiso?

Deja un comentario